Todas somos Laura.

Ha vuelto a ocurrir. Una vez más nos despertamos con la horrible noticia de otra mujer asesinada, su delito: salir a correr sola.

Como mujer que soy estas noticias me duelen en lo más profundo de mi ser, porque yo también he sentido miedo muchas veces, miedo al andar hacia mi coche y pasar delante de un grupo de hombres que me “piropeaban”, miedo a no llegar a mi portón cuando me dejaban de noche a 100 metros de casa, miedo a viajar sola, a salir de noche sola, miedo, miedo a tantas cosas que si fuera hombre no temería. Pero como madre que soy de una niña, estas noticias me aterrorizan especialmente, siento pánico al pensar en el mundo al que se enfrentará mi niña, y pensar que su suerte dependerá de que un depredador se cruce o no en su camino a lo largo de su vida, porque la justicia no la va a proteger, porque cuando esté sola seguirá imperando la ley del más fuerte, y ella, por ¿desgracia? es mujer.

Y ahora me pregunto cómo educarla, ahora que aún tiene 2 años, ¿qué debo enseñarle para prepararla para la vida, ya que no puedo protegerla? ¿debo decirle que puede hacer lo que quiera con su vida, como siempre pensé decirle?, ¿que puede entrar y salir de casa cuándo quiera, a la hora que quiera, como lo harán sus hermanos?, ¿que no debe temer vestir como le plazca, como harán sus hermanos?, ¿que puede desempeñar las actividades y trabajos que le gusten, sean cuales sean, como harán sus hermanos?, ¿que si le apetece recorrer el mundo sola puede hacerlo, como podrán hacer sus hermanos? ¿O por el contrario debo decirle la verdad? ¿Debo enseñarle que por el simple hecho de haber nacido mujer no podrá tener la misma libertad que sus hermanos, que no podrá volver a casa sola de noche sin sentir miedo, que no cruzará entre “manadas” de hombres sin rezar porque sean corderos y no lobos con piel de cordero, que ni se planteará viajar sola porque es demasiado arriesgado? y que, si por desgracia, algún día le sucede algo, sobreviva o no, ella será la primera juzgada, la primera que tendrá que demostrar que no es culpable, culpable por estar sola, culpable por vestir esa ropa, culpable por ir a ese sitio, culpable por ir a esa hora, culpable por cruzarse a un depredador y no poder defenderse, culpable como no lo serían sus hermanos.

20181218_154135

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s