Mi carta a Papá Noel.

“Querido Papá Noel,

Este año me he adelantado un poquito para escribirte mi carta, y es que se acerca un mes de locura, ¡DICIEMBRE!: compras, preparativos, festivales escolares, comidas ¡a tí qué te voy a contar! y ¿sabes qué pasa? que yo, como madre que soy, tengo una tendencia innata a dejarme para el último lugar, y claro, al final ya sé lo que acaba ocurriendo, que no encuentro el momento para escribirte mi carta, y das por sentado que no necesitaba nada, porque ya tengo 3 hijos preciosos que ellos solos llenan de magia todas nuestras navidades. Pero ¿sabes qué? que este año quiero ser un poquito egoísta, y aún a riesgo de sentirme materialista o consumista, voy a escribirte mi carta:

¿Por dónde podría empezar? voy a intentar centrarme porque si lo pienso, mi lista de necesidades puede ser infinita, y digo, fíjate bien, “necesidades”, porque como se me ocurra escribir la palabra “caprichos” vuelvo a ponerme al final de la lista sin darme ni cuenta. Podría empezar por el armario, renovar mi ropa podría ser una idea fantástica: pantalones, jerseys, zapatos, y vestidos ¡sí, vestidos!, esos vestidos y faldas que siempre dejo en la tienda porque prefiero gastar en algo más práctico. Y es que, ¿sabes qué me pasa Papá Noel? que cada vez que me voy de tiendas, sin saber cómo, termino en la sección infantil y, al llegar a casa, me encuentro con un montón de bolsas llenas de ropa que no son de mi talla, ¡es un gran misterio! pero estoy segura que no es la primera vez que escuchas algo así.

También podría pedir productos de belleza: cremas, cosméticos, aceites, maquillaje…, ¡no son nada baratos! ¿Y qué me dices de algo de la sección de joyería? sí, esa que no piso hace mil años. ¡Ya está bien de bisutería barata! este año quiero unos pendientes que no se pongan negros a los dos días de usarlos. ¿Sabes otra cosa que se me ocurre? Un tatuaje nuevo, ¡me encantan los tatuajes! pero son tan caros que nunca encuentro el dinero para gastarlo en ellos, un nuevo tatuaje para el 2.020 estaría bien. ¿Y qué me dices de un regalo tecnológico? un móvil nuevo sería ya la repera, o esa tableta para dibujar que vi hace tanto tiempo, o un ordenador de sobremesa de esos con pantalla XXL…

carta_de_navidad

Pero ¿sabes qué te digo? que creo que no quiero nada de todo eso. Estaría bien recibir ropa nueva, unas cremitas, un anillo o ese flamante móvil nuevo, no te lo voy a negar, pero lo que de verdad, de verdad necesito, no se puede comprar, lo que de verdad necesito es tiempo. “¡Puff, qué cosas me pides!” estarás pensando, “haberlo pensado antes de tener tres hijos…”, pero no te preocupes Papá Noel, que una es muy creativa y ya he dado con la solución para mi regalo, sólo tienes que poner a trabajar un poquito a tus duendecillos y en un rato seguro que estará preparado.

Había pensado, a ver qué te parece, en confeccionar unos talonarios, sí, sí, has leído bien, unos bonitos talonarios con vales. Los talonarios se podrían llamar algo así como: “Vales de Tiempo con Niños”, y cada vale equivaldría a una determinada cantidad de tiempo con niños, con mis hijos, obviamente, lo que se traduciría automáticamente en regalarme tiempo para mí. Los tipos de vales podrían ser muy variados, desde los de una hora de duración a los que abarcaran un día completo, y podrían ser genéricos, en los que rezara simplemente “vale por X tiempo” o más específicos, en los que se determinara la actividad a realizar durante ese tiempo. De estos últimos, podría lanzarte algunas ideas:

  • Vale por recoger a los niños del cole y darles de comer.
  • Vale por llevar a los niños a las extraescolares.
  • Vale por pasarme por casa a verlos.
  • Vale por llevarlos una mañana o una tarde al parque.
  • Vale por ir a verlos jugar el partido del sábado.
  • Vale por llevármelos un sábado o domingo a comer y pasar la tarde con ellos.
  • Vale por llevármelos a dormir a mi casa.
  • …….

Se me ocurre que también podrían incluirse, al final del talonario, algunos vales en blanco, para rellenar con ideas nuevas que pudieran surgirle al receptor del mismo. La entrega de los talonarios también correría por tu cuenta, Papá Noel, la idea es que los repartas como un regalo más, porque si lo piensas bien, es un maravilloso regalo, ya que, aunque el regalo lo recibe una persona, se trata en realidad de un regalo para tres. Para mí y mi pareja, que recibiremos tiempo libre, pero también para mis hijos, que pasarán tiempo con esas personas que no son papá y mamá y que tanto quieren, y de las que lo más desean es tiempo compartido, y por último para el receptor del talonario, que también disfrutará de ese tiempo con los niños.

pack-talonario-para-parejas-vales-romanticos-aniversario-imaginable-03

¿Qué? No te esperabas algo así ¿eh?, ¿no me digas que no es una idea genial? ¡ya que no se corra la voz y se convierta en el regalo de moda de estas navidades! Así que te recomiendo que pongas a trabajar a tus duendecillos y, ya puestos, que se lo curren un poquito y hagan una cosa bonita, con un diseño original y llamativo. Pueden coger ideas de otros talonarios que ya existen, como unos que hay muy monos para parejas y que yo cuando los veo pienso: “estos serán para parejas sin hijos… ¡dame tiempo y verás todo lo que hacemos sin necesidad de vales!”

Bueno Papá Noel, me despido ya, te dejo con tus quehaceres que imagino aún tienes por delante mucho trabajo, gracias por tu escucha, y sobretodo gracias por la ilusión y magia que despiertas en el corazón de todos los niños cada Navidad.

Un abrazo enorme.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s